MIRANDO AL FUTURO… DESDE EL PRESENTE | SER HUMANO

MIRANDO AL FUTURO… DESDE EL PRESENTE

Meritxell Castells Ser Humano

 

Imagina un futuro donde sabes vivir en simbiosis, sin destruir ni destruirte, sin crear prejuicios, mirando al progreso fraternalmente con los demás reinos de la Naturaleza.
¿Puedes imaginarlo? Entonces puedes hacerlo.

 
Aunque en la práctica… ¿Parece que necesitamos destruir? Los acontecimientos, nos enfrentan a plantearnos nuestra naturaleza, y su ligado asunto moral… ¿Somos buenos o malos? Excluirnos del saco de los malos es algo fácil de hacer, sobre todo ante pensamiento social moral todavía persistente. La respuesta a una consideración individual la tienes precisamente en tu acción individual, la que realizas hacia ti mismo. Tu eres tu casa, tu territorio, en ti está la acción sobre ti, la acción interna, la que decide cómo pensar y cómo mirar al mundo. Aunque cueste de creer, esa es la que vale. Dar tiempo a una conducta crea tu realidad, que es una manera más exacta de decir “es cuestión de Tiempo”.

Mirar la realidad con los ojos de la moralidad nos aleja del drama de lo que somos. En la práctica esto tiene efectos devastadores, pues la Verdad permite ser consciente del presente y da opción a cambiar las cosas. Si no sabemos lo que hay no sabemos qué hemos de cambiar.

Para entrar en el drama hemos de considerar la evolución desde otra perspectiva. Desde mis investigaciones he tenido que hacerlo para sentir la coherencia, también podéis hacerlo vosotros, dando tiempo, siempre dejando puertas abiertas a la verificación que el mismo desarrollo nos aporta.
Entremos en materia.

Tenemos una visión secuencial de nuestra evolución, es decir, avanzar es una tarea que va hacia adelante en el Tiempo, y va hacia un fin moralmente considerado “bien” que es el resultado del no-conflicto, la no-destrucción y la fraternidad. Si vamos hacia ello decimos que avanzamos y si no decimos que retrocedemos.
Estamos aceptando como realidad conflictos cada vez mayores, que se han convertido en conducta condicionando la acción y de ahí los resultados que vemos. ¿Esto es ir “hacia adelante” o “hacia atrás”?
Consideremos por un momento que partimos de una naturaleza más cercana a la comprensión, que nos aporta más opción, desde donde podemos escoger qué camino tomar. El no conocer limita, sólo te da opción a ir por un camino, por eso de entrada apuesto por esa dirección, la del conocimiento, que prescinde de prejuicios, actos morales y demás limitaciones sociales. Solos ante el mundo, aprendiendo a saber ver por nosotros mismos y a elegir.
Pues bien, parece que en algún momento especies que sí tenían conocimiento y por lo tanto opción, eligieron entrar en otros estados de la materia donde la complejidad da al existir otras opciones, que podemos considerar menos sanas, pero vistas desde una perspectiva sabia, los motivos sobran.
6983298944_9f55d1ee2c_zY así es como entramos donde estamos ahora, el maravilloso mundo de la complejidad emocional, el conflicto, la destrucción, la muerte, los venenos físico-psíquicos, etc. Podemos llamarle “la escuela del complicarse la vida”.
Los motivos para hacer algo así desde donde estamos no los vemos, demasiadas brumas mentales. Lo evidente es la intención que se sustenta en la inercia para seguir existiendo como tal, y llevarnos a estados límites de nuestra supervivencia.

He podido ver que éramos seres muy avanzados, y en un acto de voluntad hacia lo que vivimos ahora nos hemos complicado la vida, por eso estamos donde estamos. Y gracias a esta “bruma” nos damos cuenta de que existen estados de la materia que condicionan comportamientos, y si quieres que no te condicionen tienes que hacer un sobre-esfuerzo como nunca. Cuando logras verte te ves absurdo, sumergido en ese estado de complicación que sólo parte de ti. Una realidad que tú has creado, porque tú has querido formar parte de ella.
Cuando te das cuenta de esto viene el drama, pues el darte cuenta te coloca en una persona con conciencia, y el ver la limitación de lo que llevas arrastrando de tu estado “animal” te hace sentir como si hubieras perdido tu “paraíso”, un estado físico-psíquico ordenado.
La Conciencia es la clave, un estado inteligente de la existencia.

El drama es una forma de conflicto. Nos quedan años en este estado, justo ahora empezamos a vivirlo. Avanzar en la evolución hacia lo Humano nos aleja del estado animal-racional donde la auto-conciencia es todavía bastante escasa.
Estamos vivenciando aspectos más complicados, más faltos de Armonía, precisamente para aprender a sostenerlos en donde hacen falta, dentro de cada uno.
El conflicto empieza dentro, en la enorme diversidad de lo que somos, cada vez abarcamos más rarezas y debemos aprenderlas a sostener. Como se dice, el que tiene luz puede bajar a los infiernos. La luz y su chispa, la Voluntad del existir como una realidad cada vez más compleja.
Pensad que todo tiene su sentido evolutivo en la existencia, aunque no lo sepamos todavía, ni nos lo imaginemos.

¿Por donde empezamos? Siempre por lo evidente, pues es a lo que llegamos mejor. Sin miedo (por ser desconocido), en la vida en su estado puro, todo mira hacia el progreso y tiene su sentido. Confiad en esto. el presente es necesario saberlo para enfocar el futuro. Lo que eres está en tus manos, y te lo debes. Es tu flecha y tu opción.

 

Meritxell Castells, 1 julio 2015

Photo credit: Andrés Nieto Porras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Hit Counter provided by Curio cabinets
%d a los bloggers les gusta: