EL PROBLEMA DE LA SALUD EN EL MUNDO, ¿DONDE ESTÁ EXACTAMENTE? | SER HUMANO

EL PROBLEMA DE LA SALUD EN EL MUNDO, ¿DONDE ESTÁ EXACTAMENTE?

poderLa salud se ha convertido en un negocio, fomentado por la dependencia.
Natural o químico, son maneras de llevarla a cabo, como puede ser estudiar matemáticas con un método u otro. Si es natural, es menos agresivo que el químico, pero no deja de tratarse de perder el tiempo, puesto que la orden de cura del propio cuerpo solo la puede dar uno mismo.
Mientras se mantenga así, las investigaciones no estarán dirigidas a solucionar verdaderamente una enfermedad, sino aprovecharla para crear otras o mantenerla discretamente, apaciguando los síntomas para que parezca que la situación se controla.
Tras esto, están las personas con inteligencia suficiente capaz de ver este asunto y deciden o no fomentarlo.
Pero el problema es mucho más grave de lo que parece, pues la permanencia de estos sistemas tal y como se trabajan, están frenando la evolución del individuo. Este aspecto se ve muy claro cuando buscamos la diferencia entre la medicina natural y la química. Sacamos la toxicidad, los tratamientos con medicamentos, el rol jerárquico… Y acabamos viendo en lo que la medicina natural todavía persiste.

Cualquier decisión genera una reacción en cadena de acontecimientos. Si no es la adecuada, la cadena es entrópica. Si además no se rectifica el error, volviendo al punto de origen donde empezó, se convierte en un vórtice. En el caso de la medicina, el intento de cura es un “parche” tras otro. Un médico, terapeuta o curandero, puede tener toda la buena voluntad de curar, pero no es un punto de vista sabio, pues lo que concierne a este asunto es una cesión de poder, que genera un conflicto todavía mayor, contribuyendo al encadenamiento de lo humano, alimentando el problema del que le ha cedido su poder (el paciente).

En medicina natural se ve más claro, me refiero a los más puristas. El profesional que trabaja con métodos naturales desde la perspectiva pura, sabe que el individuo es el único que puede dar la orden para restablecer la salud, y acompaña en un camino de mejora a aquella persona, que decide libremente que sea así. Aún así, la mayoría no trabajan aportando la enseñanza para que ese individuo pueda prescindir de un profesional de salud para restablecer su equilibrio. Podemos decir, “¡pero esto, acabaría con las profesiones!”, o “no es posible, porque se requieren conocimientos de biología”… Por supuesto, necesitamos del técnico, del electricista, el pintor, o cualquier otro profesional especializado en su trabajo, y es un aprendizaje que lo puede realizar cualquiera, aunque cada uno elige su rama. En la salud es diferente, porque el mejor conocedor de la biología del propio cuerpo es uno mismo, y no es necesario un lenguaje terminológico para llegar a esa información. Ahora ya no. Restablecer la salud ya no es un tema de medicamentos, que requieren de encontrar correspondencias con síntomas…que requieren complejos estudios…ya no es necesario.
Tanto en una medicina como en otra no saben cómo hacerlo… pues hasta ahora no era posible solucionar el problema real, mantenido porla dependencia médico-paciente. Un asunto de poder, cedido y aceptado voluntariamente. Esto está frenando la evolución hacia lo humano

Ahora veamos la práctica…qué ha tomado la dirección de este vórtex. Entiendo que cuando está todo tan desbordado, y no se conocen estos asuntos, la solución para “seguir avanzando” es poner un parche tras otro, pues lógicamente, no dejas que la persona muera. Esto aumenta más el vórtex.
¿Entonces? Volvamos al punto de partida, donde el enfoque tenía que ser más instructivo. Puede realizarse en cualquier momento, teniendo en cuenta que las capacidades mermadas de la población se han incrementado. Por algún sitio tenemos que empezar, y cuanto antes mejor.
Ahora es posible, y todo profesional de la salud pasa a ser un instructor. Esto no puede realizarse cuando los métodos son con medicamentos (naturales o químicos). Quizá han sido necesarios un tiempo, pero ya no hacen falta. La corruptibilidad que hay en el sistema nos lleva a ver hacia dónde está derivando el sector, estando ya al final de sus días. Los medicamentos van a desaparecer. Y es así, no porque nadie los vaya a destruir, sino porque ya no hacen falta.
A partir de aquí, se abren nuevas puertas. Una de ellas en la medicina espacial, permitiendo el avance hacia la exploración de nuevos mundos. Esto todavía confirma lo evidente… Que es el momento.

Posted by Meritxell Castells  22/7/2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Hit Counter provided by Curio cabinets
%d a los bloggers les gusta: